Reflexivo final…

En la jornada de ayer, 28 de noviembre, pusimos el punto y final al Programa para una Educación Afectiva y Sexual en la localidad gaditana de Olvera.

En él, todos los grupos de primero y segundo de la ESO han recibido una formación en la que han adquirido herramientas necesarias para poder afrontar el desarrollo de su sexualidad de una forma sana en un plano físico, psicológico, emocional y social.

Han sido tres sesiones con resultados muy ricos en la variedad y en los valores que tuvieron cabida.

La jornada se completó ayer con una sesión en la que padres, madres, docentes, implicados en la educación de los menores en Olvera, estaban invitados/as para compartir el producto obtenido de las sesiones escolares y manifestar sus inquietudes de cara a un  tema que les hace tambalearse.

 

Cerramos con la sensación de que el trabajo sólo ha hecho empezar, y que, como mensaje extraído de un grupo de 2º de la ESO,

«El amor no se entiende sin respeto ni tolerancia»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *